Un jardín de creatividad en el Met

Una vez más, como cada primer lunes de mayo, las escalinatas del  Museo Metropolitano de Arte de Nueva York se convirtieron en una gigante pasarela, para que estrellas de la música, el cine y la televisión, desfilaran con creativas piezas que se paseaban entre lo literal y lo abstracto.

Jennifer López en un Schiaparelli.

“El jardín del tiempo” fue el código de vestimenta en esta ocasión del Met Gala, inspirado en un cuento corto del mismo nombre del autor inglés J. G. Ballard, guía que sirvió para los famosos diseñadores de alta costura dar riendas sueltas a su imaginación, y crear grandes prendas que iban desde arreglos florales, tierra, jardines, así como la magia de éste, plasmados en los cuentos infantiles, como hadas y elfos.

La gala, que recauda fondos para el Instituto del Traje del Metropolitan Museum, inauguró la exposición “Sleeping Beauties: Reawakening Fashion”, que examina cómo la tecnología puede darle nueva vida a prendas viejas y frágiles; y donde los exclusivos invitados no  decepcionaron a los amantes de la moda que esperan con ansias esta gran fiesta fashionista.

Te puede interesar leer: Cardi B, Shakira, Karol G y Rauw Alejandro: los latinos arrasan en la Met Gala

Zendaya, considerada el ícono de la moda de esta generación, lució regia en un vestido azul y verde, de Maison Margiela Artisanal by John Galliano. Su segundo traje no fue menos impactante, un vestido negro, de cola larga de Givenchy, con un tocado alegórico a un ramo de flores.

El exponente urbano boricua Bad Bunny llevó un look de Maison Margiela Artisanal by John Galliano, elegante, robándose las miradas.

Jennifer López, quien junto a Zendaya, Bad Bunny y Chris Hemsworth, llevó un vestido de pedrería de Schiaparelli.

Otra estrella que se coló en la lista de los mejores vestidos fue la modelo Gigi Hadid, quien lució  un vestido de Thom Browne.

Demi Moore sorprendió con su  vestido, dando  una segunda oportunidad a un ‘Wallpaper” (papel tapiz), firmado por Harris Reed.

Mejor vestida, mmm… tal vez no, pero sí hay que decir, que el atuendo de la cantante Tyla fue bastante original. 

Zendaya en un diseño de Givenchy.

El diseño creado con arena real estuvo a cargo de Balmain, quien utilizó el  “tiempo” como inspiración,   simulando que el vestido era un reloj de arena.

Ir a la fuente
Author: Shawell Peña