Parturientas haitianas llegan a RD justo para dar a luz

El presidente de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia, Roberto Nina, indicó ayer que la falta de chequeos prenatales por parte de las parturientas haitianas sigue siendo el principal obstáculo para brindarles servicios de salud óptimos, que terminan elevando la tasa de mortalidad materno-infantil.

“Normalmente llegan tarde a la labor de parto, aprovechan el último momento para buscar asistencia médica cuando ya tienen dolor. Solamente llegan a parir a los hospitales o a cualquier centro”, afirmó el galeno en conversación con Diario Libre.

El especialista explicó que la cantidad mínima de chequeos durante el embarazo deben ser cinco y muchas veces, las nacionales extranjeras no tienen ni una sola analítica, sonografía o control médico.

“Lo ideal es que se sigan los chequeos prenatales como dicen las normas y los protocolos y que se cumpla con cada uno de ellos, así el profesional de la salud las orienta con lo que tienen que hacer, pero, si no asisten a los chequeos prenatales, no se pueden lograr estas cosas”, insistió.

De acuerdo con Nina, esta falta de chequeos “lleva a mayor morbimortalidad en el bebé que puede dar al traste con la vida de recién nacido y complicaciones que pueden presentarse en las embarazadas”.

Parto vaginal

De acuerdo con el repositorio del Servicio Nacional de Salud, durante el año 2023, en el país se realizaron 107,721 partos, de los cuales, el 64 % (68,942 nacimientos) correspondió a pacientes dominicanas y el 36 % (38,779 casos) a pacientes de origen haitiano.

De estos partos, el 52.24 % fue por la vía vaginal, siendo este el método preferido en más de un 60 % en todos los rangos etarios por las nacionales haitianas, frente a las dominicanas, quienes parieron por cesárea el 57.2 % de las veces.

“Ellas a veces adoptan una posición en cuclillas que les facilita más dar a luz y, otras veces, tienen miedo a ser sometidas a cualquier procedimiento quirúrgico”, detalló Nina.

Al consultarlo sobre estas estadísticas, señaló que culturalmente, las pacientes haitianas tienen preferencia al parto natural.

“Ellas a veces adoptan una posición en cuclillas que les facilita más dar a luz y, otras veces, también, tienen miedo a ser sometidas a cualquier procedimiento quirúrgico. Otro aspecto es que algunos dicen que los músculos del parto, a nivel de la vagina, son mucho más fuertes que en algunas etnias y tienen más facilidad para parir”, detalló.

El doctor indicó que también “hay condiciones socio-económicas y la preferencia individual de la paciente” para determinar el método de parto.

“Yo no creo que nadie haga una cesárea sin causa justificada, si no la amerita la paciente. Todo va a depender de la educación de la paciente, de los cuidados prenatales y de la orientaciones que ella haya tenido durante su chequeo prenatal”, aclaró el ginecólogo.

Aumento a lo largo del tiempo

Para el año 2017, la cifra de parturientas haitianas en el país ocupaba una proporción del 14 %. Para el año 2019 ya había aumentado a 24 %. En el 2020, el repositorio indica que el ascenso fue de tres puntos porcentuales, llegando al 27 %.

Para 2021, la proporción fue 69 % dominicanas y 30 % haitianas. En 2022 varió a 67 % dominicanas y 33 % nacionales haitianas

El año 2023 cerró con 64 % de partos a dominicanas y 36 % a haitianas.

 

Ir a la fuente
Author: