Misa Crismal: Llamado a la comunidad religiosa

Durante la Misa Crismal celebrada este Miércoles Santo en la Diócesis Nuestra Señora de La Altagracia, monseñor Jesús Castro Martes enfocó su homilía en un llamado a la comunidad religiosa para velar por los más desprotegidos de la sociedad.

En su discurso, instó a los sacerdotes y feligreses a llevar la buena noticia a los afligidos, enfermos, encarcelados, oprimidos, solitarios y depresivos. «Es necesario llevar la palabra a aquellos que viven en total incertidumbre, aquellos que están en nuestras propias comunidades, los enfermos, los que sufren violencia, tanto niños como mujeres», expuso.

El obispo también hizo un llamado a vivir el discurso de Jesús de Nazareth y anunciar el evangelio del Señor, destacando que este no se trata de una simple lección moral, sino del cumplimiento del plan divino anunciado por los profetas.

Castro Martes enfatizó la importancia de vivir el presente como un contexto privilegiado de la venida del Dios y recordó que la misión de la iglesia es dar aliento y ayuda a los pobres, oprimidos, enfermos, emigrantes y marginados. «Aquí radica la continuación de la predicación y la acción de Jesús en la pastoral social», agregó.

En otro orden, el obispo habló sobre la misión de los sacerdotes como servidores de la palabra profética, que anuncian la alegría del evangelio y denuncian las injusticias y discriminaciones en una sociedad regida por la lógica del poder, el materialismo y el consumismo. «Sobre los altares del materialismo y del consumismo se sacrifican víctimas humanas, la naturaleza y el medio ambiente», denunció.

Castro Martes mencionó la presencia de la pobreza en la diócesis de La Altagracia, tanto material como espiritual, e instó a los sacerdotes y al pueblo de Dios a tener cercanía con Dios a través de la oración y la celebración de los sacramentos.

Ir a la fuente
Author: