Inabie: 22 estudiantes afectados tras consumir almuerzo en escuela

El Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) informó este jueves que 22 estudiantes de la escuela María Teresa de Calculta, ubicada en la comunidad Caballona, en el municipio Santo Domingo Oeste, presentaron reacciones adversas al consumo de alimentos por lo que procedió a suspender el contrato a la empresa suplidora de la distribución del almuerzo a ese centro.

Refirió que el hecho ocurrió el martes siete de este mes y que la investigación que realizó determinó que el alimento servido ese día no estaba apto para el consumo humano.

A través de una nota de prensa, señaló que tras el reporte de lo ocurrido, la Dirección Ejecutiva explicó que activó el protocolo de manejo de eventos adversos y dispuso una investigación del hecho, el cual expresó que lamenta mucho.

Detalló que una comisión integrada por técnicos del Departamento de Aseguramiento de la Calidad de la Dirección de Gestión Alimentaria, especialistas la División de Epidemiología y el Departamento de Gestión de Salud Escolar se trasladó al centro educativo para evaluar la situación, «identificando que el alimento servido ese día carecía de las características organolépticas (aspecto, olor y sabor) requeridas para el consumo«.

Agregó que fueron tomadas muestras del almuerzo para su análisis microbiológico en el Laboratorio Nacional Dr. Defilló. 

«En vista de esta situación, la Dirección Ejecutiva dispuso la suspensión de la empresa Jannaly Company, SRL, hasta tanto se conozca los resultados del análisis microbiológico y concluyan las investigaciones«, refiere la nota. 

La institución reiteró que no tolerará ninguna actuación por descuido o negligencia que ponga en peligro la salud de los escolares quienes son el futuro de la nación. 

Inabie inspecciona 

La actual gestión al frente de Inabie dijo que lleva a cabo cada día una jornada de inspecciones y supervisiones a la alimentación escolar que incluye las visitas de promotores a centros educativos y de inspectores en los centros de producción del Programa de Alimentación Escolar (PAE), entre ellos: cocinas, procesadoras del leche, panaderías y almacenes.

Indicó que, de acuerdo a su último reporte, de agosto de 2023 a marzo de 2024, ha realizado más 23,021 supervisiones a la alimentación en las escuelas, 2,338 inspecciones a empresas suplidoras y 648 análisis de laboratorio a fin de garantizar que los alimentos servidos a los estudiantes cuenten con la calidad requerida. 

Señaló que a raíz de este proceso, ha suspendido a 11 empresas suplidoras del PAE por incumplimiento de contrato.

Ir a la fuente
Author: