Charco permanente es problema en calle Isabel Aguiar

Tapones, contaminación y accidentes de tránsito y de peatones, son parte de los problemas que causa un charco y deterioro de la calle Isabel Aguiar en el sector de Herrera del municipio Santo Domingo Oeste, situación que tiene en incertidumbre a residentes y comerciantes de la zona.

Próximo a la calle Guarocuya el agua se estanca, no se filtra y ya la Isabel Aguiar se ha deteriorado formando hoyos que obligan a transitar a muy baja velocidad, lo que a su vez genera largos tapones.

Residentes y conocedores del problema difieren en cuanto al tiempo del problema. Unos hablan de más de un año y otros de meses, pero el problema es evidente y la ausencia de autoridad también.

Leivy Ramírez, comerciante, dijo que el problema se ha agravado desde el pasado año, porque el sistema de drenaje está totalmente tapado. Sostuvo que la situación impacta de manera negativa en los negocios, debido a que el agua no deja entrar a los clientes a los negocios.

También los motoristas y peatones padecen del problema, porque tienen que utilizar las acera para transitar, ya que cuando llueve no pueden.

Explicó que la situación se ha agravado porque la Universidad UFHEC eliminó un filtrante que estaba dentro de su propiedad y encima de eso las autoridades no les dan mantenimiento a los filtrantes y registros.

“La universidad se inundó una vez y lo eliminó, no se puede decir que es un problema de la universidad, ellos son afectados también, debieron resolver el ayuntamiento y la Caasd.  A los negocios los impacta mucho porque cuando llueve se pone parejo de agua”, dijo.

Residentes en apartamentos y los propios estudiantes de la universidad se ven imposibilitados de salir o entrar cuando llueve por al cúmulo de agua en el tramo.

Jonathan Sepúlveda dijo que es un problema que afecta a todos, incluida la Universidad porque el agua nunca se filtra.  

No arreglan el problema

Mientras que Rafael, uno motorista que ofrece servicio en la zona, destacó que en el lugar se forman tapones “odiosos” y nadie hace algo por resolver la situación que tiene agobiado a la gente.

Yesenia Paulino, trabaja en una cooperativa frente a donde se forma el charco, y cuenta que tienen más de un año con el problema agravado. Dijo que ha visto personas accidentarse en el lugar por las aguas.

Precisó que los negocios son afectados porque muchos clientes se exponen a caer en los hoyos que se han formado y aseguró que algunos han tenido que ser sacados con grúas.

“Han venido a remediar y el trabajo no se ha hecho correctamente, el último día que venía llovió y el material se lo llevo el agua… no se busca solución definitiva a la situación”, sostuvo.

Ir a la fuente
Author: