Ante situación en Haití la Iglesia demanda respuesta solidaria y valiente

SANTO DOMINGO. – Durante el sermón de las siete Palabras, la Iglesia Católica manifestó que ante la crisis de violencia en Haití, demanda una respuesta solidaria y valiente para que se respete la libertad y soberanía en los países.

“Vemos la situación de nuestro hermano pueblo de Haití, sometido al desgarre social y político que generan las ambiciones incentivadas”, indicó el diácono, Ángel Cano Sención en su intervención.

La solicitud fue realizada por el religioso Cano Sención durante la lectura de la quinta palabra con la reflexión “Tengo sed”, del evangelio de Juan.

Declaró “hay explicitar auténticamente y con firmeza los reales propósitos y agendas globales, regionales como país”.

La manifestación indica que el germen de la corrupción económica que aborda el entorno social y político queda expuesto a ciertos grupos donde los especialistas económicos “llaman élites extractivas, una minoría política y económica que, sin crear riquezas, se dedican a la articulación de métodos y técnicas para captar y extraer recursos públicos que deberían destinarse al desarrollo de políticas y programas sociales”.

El reverendo invitó a los gobernantes a que lean la obra titulada “Por qué fracasan los países”, agregando que las elites extractivas tienen presencia en el mundo de las finanzas, de la economía, de la política, la justicia y los medios de comunicación.

En tanto, el representante de la iglesia dijo que la sociedad dominicana tiene la necesidad de que los políticos dejen de usar los recursos públicos para su beneficio y, en cambio, los usen para programas sociales y ayudar a los necesitados.

“Nuestro país está hoy sediento de un sistema que responda a los principios sobre los que se sustenta la proclamación constitucional que nos reconoce como un Estado social y democrático de derecho, que tiene como fundamento la dignidad de la persona, fuente desde donde irradian los demás derechos humanos”, expresó.

En la lectura de la quinta palabra, dijo que el pueblo tiene sed de un sistema educativo eficiente que promueva el desarrollo de la persona a través del conocimiento y la formación. Además, de una clase profesoral comprometida en sembrar valores en los niños, niñas y adolescentes.

Ir a la fuente
Author: Génesis Castro